Fem Bon Pastor

Arxiu -gener 2015

El Periodico de Catalunya 14/1/2015

EL BANC DEL TEMPS  és un projecte que funciona sense ànim de lucre. Les entitats responsables de la gestió són l´ Associació de Veïns i Venies  del Bon  Pastor  i  la Parròquia  del Bon Pastor, en el marc de col·laboració entre el districte, el sector de serveis personals de l’ajuntament de barcelona i salut i família.

SOLIDARIDAD ENTRE VECINOS

«El Banc del Temps es más que el trueque»

Francesc Caparrós, vecino de Bon Pastor, es cofundador del Banc del Temps de Bon Pastor, el más antiguo en activo.

Francesc Caparrós es el secretario y cofundador del Banc del Temps de Bon Pastor, una entidad fundada en el 2002 con el objetivo de fomentar la solidaridad entre los ciudadanos con las horas como única moneda.
Voluntario 8Caparrós, en su despacho del Centre Cívic Bon Pastor.

Voluntario 8Caparrós, en su despacho del Centre Cívic Bon Pastor.

Desde su despacho en elCentre Cívic Bon Pastor (plaza de Robert Gerhard, 3), Francesc Caparrós (Barcelona, 1948) lleva una oficina bancaria diferente. Sus clientes son socios, y en lugar de euros intercambian todo tipo de servicios. Desde trabajos de lampistería a clases de catalán o informática. Estos favores se pagan con unos talonarios con las horas como única moneda. Así, donde no llega el bolsillo, llegan las horas.

-¿Los vecinos de Bon Pastor son ricos en solidaridad?

-Por supuesto. Quizá porque Bon Pastor siempre ha sido como un pueblo, muy unido. Recuerdo, de pequeño, que una vecina pedía un poquito de arroz a otra vecina, y ella le devolvía el favor otro día. El vecindario era más familiar que la propia familia.

-El Banc del Temps es parecido, entre vecinos y sin dinero.

-Sí, pero va más allá del trueque material. También es compañía, amistad… Y te pondré un ejemplo. Una vecina se quedó viuda, y entró en una  depresión. El médico le aconsejó que saliera de casa, que se relacionara, pero desconfiaba de la gente. Vino al Banc del Temps  y conoció a vecinas con las que antes apenas se saludaba y ahora son íntimas amigas.

-¿Cómo surgió la idea de fundar esta entidad?

-Tres compañeras del Banc del Temps en el 2002. Era un momento en el que los servicios sociales,  AA. VV. y la parroquia comenzaban a estar saturados por el incremento de peticiones que procedían sobre todo de inmigrantes.

-¿Qué necesidades tenían?

-Estos vecinos recién llegados pedían acompañamiento, conocer el entorno y aprender el idioma.

-¿Y qué podían ofrecer a cambio?

-En ese momento había muchas mujeres magrebís. La mayoría enseñaban sus recetas en el aula de cocina del centro cívico. No podían abrir las puertas de su casa por un tema cultural… Pero estos talleres siempre han funcionado muy bien.

-En estos talleres se cocinaba cohesión social…

-Sí, estos cursos eran una muy buena manera de conocernos un poquito más.

-Al margen de las horas que invierte como secretario, ¿usted también presta servicios a sus vecinos?

-Sí, desde que me jubilé tengo más tiempo y ofrezco dos talleres uno de autoestima y relajación y otro de recull i crea.

-¿A qué se dedicaba usted?

-He trabajado durante casi 50 años en el sector de salud mental, con enfermos mentales.

-Con el recrudecimiento de la crisis, imagino que el perfil del usuario que pide ayuda ha cambiado.

-Sí, y por eso hay más entidades como la nuestra. Desde el 2010 ha aumentado el número de bancos del tiempo en toda Catalunya.

-Ustedes son los más veteranos.

-Somos el Banc del Temps más antiguo en activo. El primero se creó en el Guinardó, pero desapareció y ha sido sustituido hace poco por otro en Can Baró.

-¿El secreto de su longevidad?

-La clave está en ir todos a una. Con el intercambio por horas se pueden hacer mil cosas. Además, hemos contado con unos socios muy activos, involucrados, como una familia. Organizamos salidas culturales…

-¿Cuántos socios son?

-Más de 200. Lo mejor de todo es que los que empiezan, continúan. Siguen vinculados. Así, año tras año, la familia crece. H

El Banc del Temps té com a finalitat promoure l’intercanvi del temps entre persones.
La mesura de l’intercanvi és la hora, amb independència del tipus de servei que s’intercanviï.

 

capa bdt